Arboreá de esperanza

Autora: María Naranjo
Adaptación [Castellano a PAO]: José María De Benito Saucedo
Norma: PAO

Arboreá de esperanza

Agonizando está, llenita de heridas,
De luchar se cansó: no vio la salida,
Muchos prometieron y la dejaron olvidada,
Cuál será tu sino…cuál.

Por más que gritaba “me tenéis oprimida”,
La conquista continuaba,
La tragedia se engrandecía…su origen se escondió,
Contar la verdad sobre Castilla no convenía.

Fenicia, romana, musulmana, tartésica, morisca…
Cristiana por último, obligada por el yugo
Que le arrancó de cuajo su cultura,
Persiguiendo cada atisbo de sangre mestiza.

La historia continúa;
De tu puño y letra escrita está y
de lágrimas las hojas manchadas de tu llanto, madre mía;
de sangre y desdicha,
porque mataron a hijos tuyos…Caparrós y Don Blas,
Que por tí dieron la vida.

Tus hijas, de las que tampoco te olvidas,
Te siguen viendo llorar mientras las recordamos cada día, Mariana, Ana
y muchas más, madre mía…

Ha pasado ya tanto tiempo desde que te arrancaron la libertad
que aún hoy sigues presa,
que aún hoy sangrando estás…

Te usan y marean, de aquí para allá;
hablan en tu nombre, te prostituyen,
mientras te callan cada vez más,
poniéndote tiritas que acaban por explotar;

Tus hijos e hijas, maldita sean,
te venden cuál mercadillo,
al primer postor que les convence,
pintando de palabras vacías lo que fuiste…
lo que eres.

Y entre tanta hambre y pueblo harto y hastío, entre tanto quejío,
la lucha obrera se alzará en tu vientre,
notará la savia nueva y verde;

El pueblo se levantará con la semilla revolucionaria
que algún día te diera la liberación
y las ganas de luchar;

Ese día será tu alboreada,
Te alzarás de la mano de los pueblos oprimidos,
y juntas, surcaremos el sendero blanco
de la victoria:
Mi Andalucía ¡despierta y echa a andar!

Arboreá de esperanza

Agonizando ehtá, yenita’e heríah,
De luxá ze canzó: no bio la zalía,
Munxoh prometieron i la deharon orbìá,
Cuár zerá tu zino…cuál.

Por mah que gritaba “me tenéih oprimía”,
La conquihta continuaba,
La trahedia z’engrandezía…zu orihen z’ehcondió,
Contá la berdá zobre Cahtiya no combenía.

Fenizia, romana, muzurmana, tartézica, morihca…
Crihtiana por úrtimo, obligá por er yugo
Que l’arrancó’e cuaho zu curtura,
Perziguiendo ca atihbo’e zangre mehtiza.

La ihtoria continúa;
De tu puño i letra ehcrita ehtá i
de lágrimah laz ojah manxáh de tu yanto, mare mía;
de zangre i dehdixa,
porque mataron a ihoh tuyoh…Caparróh i Don Blah,
Que por tí dieron la bía.

Tuz ihah, de lah que tampoco t’orbíah,
Te ziguen biendo’e yorá mientrah lah recordamoh ca día, Mariana, Ana
i munxah mah, mare mía…

A pazao ya tanto tiempo ende que t’arrancaron la libertá
qu’aún oi zigueh preza,
qu’aún oi zangrando ehtáh…

Te uzan i marean, d’aquí p’ayá;
ablan en tu nombre, te prohtituyen,
mientrah te cayan ca beh mah,
poniéndote tiritah qu’acaban por ehplotá;

Tuz ihoh e ihah, mardita zean,
te benden cuár mercaíyo,
ar primer pohtó que leh combenze,
pintando’e palabrah bazíah lo que huihte…
lo que ereh.

I entre tanta hambre i pueblo harto i hahtío, entre tanto quehío,
la luxa obrera z’arzará’n tu bientre,
notará la zabia nueba i berde;

Er pueblo z’alebantará con la zimiente reboluzionaria
qu’argún día te diera la liberazión
i lah ganah de luxá;

Eze día zerá tu arboreá,
T’arzaráh de la mano’e loh puebloh oprimíoh,
i huntah, zurcaremoh er zendero blanco’e
la bihtoria:
Mi Andaluzía ¡dihpierta i exa a andá!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *