Comunicado conjunto de Arboreá e Izquierda Andalucista ante el 28F

Tras las movilizaciones del pasado 4 de Diciembre, marcadas por la fragmentación de convocatorias, la organización desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores/as de una convocatoria unitaria para hoy 28 de febrero en Sevilla parecía anunciar un horizonte distinto. No obstante, con el transcurso de las semanas hemos podido ver dos tendencias: 1) en primer lugar cómo, en aras de la unidad con ciertos sectores de la izquierda, la propia convocatoria unitaria diluía del discurso los elementos más rupturistas y andalucistas que se proponían en las reuniones; y 2) cómo a la convocatoria de Sevilla se añadía otra movilización en Cádiz (convocada por las Marchas de la Dignidad), con el argumento de la imposibilidad manifiesta de desarrollar críticas al gobierno en la convocatoria. El resultado: la división, de nuevo, de los movimientos sociales andaluces en esta importante fecha de lucha y reivindicación de la clase trabajadora andaluza, y la superposición de intereses de ciertas organizaciones por encima de las necesidades de Andalucía.

Desde Arboreá e Izquierda Andalucista queremos compartir las siguientes consideraciones al respecto:

Entendiendo la gravedad de la situación a la que nos condenan los movimientos de fragmentación, llamamos desde la humildad a ejercer seriamente la autocrítica colectiva con objeto de atajar cuanto antes estas dinámicas que resultan profundamente dañinas para el andalucismo. Esto pasa, sin duda, por privilegiar el análisis de las necesidades de las clases populares de nuestro pueblo frente a los posibles intereses partidistas, electoralistas o de cualquier otro tipo. Insistimos en la importancia de construir espacios de coordinación cuyo funcionamiento esté capacitado para ir más allá de lo que se precisa en ciertas fechas históricamente simbólicas.

Consideramos que la situación política del Estado y de Andalucía se encamina a un nuevo ciclo en el que el andalucismo parte con una significativa debilidad estructural: su músculo militante y participativo es débil y requiere ser (re)construido. Ante este panorama, las organizaciones y proyectos que abogan por la conquista de una mayor soberanía para Andalucía deben dar un paso al frente y apostar por tejer redes de cooperación que permitan coordinar acciones e iniciativas. Para construir un nuevo movimiento andalucista y soberanista fuerte es necesario que tejamos redes que se alejen de las lógicas electoralistas y, manteniendo la independencia de acción de cada proyecto, que impulsen un trabajo cooperativo y coordinado que ayude a avanzar hacia un objetivo común: una Andalucía soberana.

Solo el trabajo común, desde cada trinchera pero como aliados, podrá ensanchar la base social necesaria para conseguir transformar la realidad de nuestro país. Las diferencias de opiniones y perspectivas políticas deben servir para nutrir el trabajo común y la cooperación, no para levantar muros que nos separen. Por ello, desde Arboreá e Izquierda Andalucista invitamos a toda organización y proyecto soberanista andaluz a construir en común y participar en espacios de cooperación por la soberanía de Andalucía sustentados sobre principios de horizontalidad, democracia, consenso y buena voluntad política. Sería deseable poder establecer una coordinación a medio plazo con la que configurar una hoja de ruta para el avance de los objetivos planteados.

Así pues, abogamos por crear las condiciones para el establecimiento de un contacto permanente entre los proyectos que quieran sumarse, a los que hacemos extensiva dicha invitación, con el objetivo de facilitar la coordinación de diferentes iniciativas. El pueblo andaluz merece que construyamos puentes, tejamos redes y colaboremos entre nosotras. Solo así podremos alcanzar la Andalucía soberana a la que aspiramos.

¡Viva Andalucía Libre y Soberana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.