Solidaridad con las y los trabajadores del metal de Cádiz

Desde Arboreá mostramos todo nuestro apoyo y respeto con la lucha de los trabajadores y trabajadoras del sector del metal en Cádiz, en huelga indefinida, por un Convenio Colectivo digno y que no precarice aún más sus condiciones laborales.

Esta lucha se enmarca en el ciclo de movilizaciones que se inició la semana pasada en plena negociación del Convenio Colectivo provincial en el que la Patronal quiere rebajar escandalosamente los conceptos salariales. El punto álgido comenzó el pasado martes 16 con la huelga indefinida del sector, que ya ha dejado heroícas muestras de lucha y combatividad en los piquetes, especialmente en la entrada del Astilleros de Cádiz.

Frente a la criminalización, intoxicación y mentiras vertidas en prensa contra sus sectores más radicales y combativos, y frente a la represión, que se ha saldado en heridos tras las intervenciones policiales (destacando el empleo criminal de pelotas de goma y cargas) desde el martes, es fundamental arropar a las y los trabajadores y estar vigilantes ante el riesgo de que se incremente la represión y multas, sobre todo tras los intensos fichajes policiales del día de hoy. La solidaridad obrera y popular no se ha hecho esperar, y ha llegado no sólo de colectivos y organizaciones de Andalucía, sino desde otros territorios del estado español.

Debemos comprender que esta huelga es el punto de llegada de toda una tradición chulesca, explotadora y soberbia de la patronal del metal gaditana (agrupada en la FEMCA), que lleva décadas precarizando, humillando y reprimiendo al colectivo de trabajadores/as, aprovechando la existencia de una gran cantidad de eventuales a los que se les niegan los derechos laborales más básicos y que, en cuanto protestan y se destacan en las luchas, son reprimidos y obligados al exilio laboral. La huelga es también el punto de llegada de una combatividad y unidad obrera en la Bahía que, a pesar de la represión, las listas negras y las coacciones, ha logrado importantes pasos como las pasadas movilizaciones del mes de abril y mayo, gracias al trabajo de organizaciones sindicales como la Coordinadora de Trabajadores del Metal (CTM) y la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz.

Lo que está en juego en esta lucha de los trabajadores y trabajadoras del sector del metal, reclamando una industria con empleos de calidad y derechos laborales, es el futuro digno de la Bahía de Cádiz y Algeciras, de nuestra provincia y de toda Andalucía y su clase trabajadora. Son decenas de miles las familias que dependen de este sector en la provincia y no podemos seguir permitiendo que veamos cómo no sólo cierran empresas y plantas que son el pulmón de nuestra tierra, sino que las que se quedan basan sus beneficios en precarizarnos y explotarnos más aún.

Para reflexionar sobre la importancia histórica de esta huelga y de la lucha que todo el sector está llevando a cabo, os volvemos a compartir la entrevista que realizamos al secretario del sindicato CTM el pasado mes de mayo, donde analiza el sector del metal, el problema de la desindustrialización de la Bahía de Cádiz y la situación estructural de explotación, represión y exilio que viven, especialmente los trabajadores eventuales.

¡NI UN PASO ATRÁS EN LA LUCHA DEL METAL!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.